Recomendaciones en los centros de trabajo frente al COVID-19

Las empresas, las industrias, las cadenas de montaje, los locales comerciales… cualquier centro de trabajo siempre ha estado expuesto a una serie de medidas y protocolos de actuación para garantizar la seguridad de sus trabajadores o pasar satisfactoriamente las inspecciones y controles de calidad estipulados.

Con la llegada del nuevo virus SARS-CoV-2 y la declaración de pandemia por la OMS el 11 de marzo de 2019, se ha dibujado un nuevo escenario en el que las medidas de prevención para evitar la propagación del virus se han extendido a toda la población en general, y de forma específica a los centros de trabajo en el que se congregan y conviven varios empleados.

Tomando como referencia el Manual de Buenas Prácticas en los centros de trabajo y Medidas para la Prevención de contagios del COVID-19 emitido por el Ministerios de Sanidad del Gobierno de España, a continuación, resaltamos algunas de las recomendaciones principales que es necesario adoptar en distintos momentos de la jornada laboral.

 

¿Qué precauciones y medidas organizativas deben llevar a cabo los responsables de los centros de trabajo?

Ante dicho escenario de convivencia del coronavirus y la necesidad de continuar la actividad en los centros de trabajo, los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales de las empresas tienen un papel fundamental. En ese sentido, el Ministerio de Sanidad también ha elaborado un manual con el Procedimiento de Actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2. Algunas de mas medidas de prevención principales que han de adoptar los responsables de las empresas son:

  • Para evitar las aglomeraciones y garantizar la distancia interpersonal de los trabajadores, tanto en las zonas comunes como en sus puestos de trabajo, será necesario planificar las tareas y procesos laborales. En esa misma línea, las directrices marcadas por el Ministerio de Sanidad incluyen que se debe organizar la entrada y salida de trabajadores de forma escalonada para evitar aglomeraciones en los transportes públicos.

 

  • Para aquellos centros de trabajo o locales comerciales que estén abiertos al público, las medidas a adoptar deberán ser todavía más estrictas para minimizar el contacto entre empleados y clientes. Por ejemplo, el aforo máximo deberá permitir cumplir con el requisito de distancia interpersonal y las medidas estipuladas en el plan de desescalada diseñado por el Gobierno de España.

 

  • Siempre que sea posible, se recomienda facilitar el teletrabajo y las reuniones por teléfono o videoconferencia. En los casos en los que sea estrictamente necesario acudir al centro de trabajo, la empresa deberá reorganizar las tareas o escalonar los horarios lo máximo posible con el objetivo principal de garantizar esa distancia interpersonal. Además, en el caso de contacto con el público, la empresa deberá facilitar equipos de protección individual cuando los riesgos no puedan evitarse.

 

  • Para cumplir con la normativa de riesgos laborales y que el personal esté debidamente informado de las medidas y precauciones que debe tomar, se deberá informar al a los mismos de forma fehaciente, actualizada y habitual de las recomendaciones sanitarias que deben seguir de forma individual.

 

  • Respecto al material, el Manual de Buenas Prácticas del Ministerio de Sanidad para los centros de trabajo subraya que será necesario proveer a los trabajadores de los productos de higiene necesarios -jabón, solución hidroalcohólica y pañuelos desechables- para que puedan seguir con las recomendaciones de prevención individuales. En esa misma línea, es necesario que los centros de trabajo cuenten con el aprovisionamiento suficiente de material de protección -guantes y mascarillas- cuando así lo indique el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la empresa.

 

  • Se recomienda disponer de un plan de contingencia para identificar los principales riesgos de exposición del virus y adoptar las medidas de protección en cada caso. Igualmente, la empresa deberá establecer protocolos de actuación frente a un posible caso de COVID-19 -tanto para protegerlo a él como al resto de la plantilla-.

 

¿Qué medidas tienen que adoptar los empleados en el centro del trabajo?

 

  • Ante todo, cada trabajador debe cumplir con las medidas de seguridad y prevención que haya marcado el empleador, incluyendo mantener la distancia interpersonal (aproximadamente 2 metros), evitar el contacto físico con los mismos y en la medida de los posible evitar utilizar equipos y dispositivos de otros trabajadores. En el caso de que sea estrictamente necesario, llevar a cabo la desinfección oportuna antes de usarlo y lavarse las manos posteriormente.

 

  • Al igual que se recomienda para los espacios al aire libre, en los centros de trabajo, también es preciso lavarse las manos frecuentemente las manos con agua y con jabón o hacer uso de los geles hidroalcohólicos que garantizan la desinfección. Del mismo modo, es prioritario evitar tocarse partes de la cara especialmente sensibles al contagio como los ojos, la nariz o la boca.

 

  • En el caso de que vayas a estornudar o toser, lo más recomendable es utilizar un pañuelo desechable y deshacerse inmediatamente de él después de su uso, tirándolo a las papeleras o contenedores habilitados en el centro de trabajo. Si esa tos va a más y empiezas a detectar síntomas más severos relacionados con el COVID-19, avisa a tus responsables, extrema las medidas de precaución y contacta inmediatamente con el servicio de prevención de riesgos laborales de tu empresa, tu médico de atención primaria o con el teléfono de atención al COVID-19 de tu comunidad autónoma.

¿Qué medidas hay que adoptar en los desplazamientos antes y después de ir al trabajo?

 

  • Siempre que sea posible que recomienda la utilización de transporte individual. En el caso de que sea necesario optar por transporte público o puedas llegar caminando hasta tu centro de trabajo, recuerda mantener la distancia interpersonal de aproximadamente 2 metros.

 

  • Aunque el uso de la mascarilla no es obligatorio en dichos desplazamientos al centro de trabajo, sí que se recomienda el uso de la misma, sobre todo en los viajes en autobús, metro o cualquier otro transporte público o puesto a disposición por la empresa.

 

  • Después de terminar la jornada laboral y cumplir con las medidas en el centro de trabajo, es necesario no bajar la guardia. Es recomendable continuar manteniendo las distancias de seguridad estipuladas al salir a la calle, y al llegar a casa, extremar las medidas de desinfección e higiene en el hogar para seguir previniendo contagios del virus, sobre todo si se convive con personas de grupos de riesgo.

 

¿Qué medidas de higiene hay que garantizar en el centro de trabajo?

 

  • Una de las tareas mencionadas en dicho manual de buenas prácticas es la asiduidad de ventilación de las instalaciones de forma diaria. Igualmente, en aquellos espacios en los que existan filtros de aire y sistemas de climatización, se recomienda reforzar la limpieza y ventilación de los mismos para renovar el aire de forma más continuada.

 

  • Tanto en las zonas comunes como en el puesto de trabajo específico por cada empleado, es conveniente reforzar las tareas de limpieza. Es preciso realizar una limpieza más profunda y frecuente en aquellas superficies y elementos de uso más habitual por los empleados, como, por ejemplo, ventanas, pomos de puestas, mandos de maquinarias o mesas. A la hora de llevar a cabo dichas labores de limpieza, el personal deberá de ir provisto de mascarillas y guantes de un solo uso, y se recomienda que estos utilicen detergentes o lejías en sus rutinas de limpieza de las instalaciones de trabajo.

 

  • Una vez finalizadas dichas tareas de limpieza, el personal encargado deberá retirarse los guantes y mascarilla de la forma adecuada y lavarse las manos con agua y con jabón durante al menos 40-60 segundos, tal y como recomienda la OMS. Respecto a su uniforme de trabajo, el Ministerio de Sanidad recomienda que se trasladen hasta el punto donde se haga su lavado habitual, y se inicie un ciclo de lavado completo a una temperatura de entre 60 y 90 grados.

Ahora que ya conoces las recomendaciones del Ministerio de Sanidad para adoptar en los centros de trabajo, tanto si eres el responsable de la empresa como un empleado, es imprescindible que las asimiles y las pongas en práctica en el día a día de tu jornada laboral para evitar posibles contagios por COVID-19 y frenar la pandemia del coronavirus.

Copyright © 2020-present Gel Sanitario Inc. All rights reserved.